No quiero ser mala, pero hoy hablaré de tipos de hombres…

Hoy a pesar de estar lloviendo me he levantado de muy buen humor, pero pensando cosas raras como siempre, llevó varios días catalogando a los hombres dependiendo de cómo se comportan en una relación de pareja y he llegado a ciertas curiosas conclusiones.

hombres

Yo los clasifico en tres tipos, el hombre LOCTITE O PEGAMENTO, el hombre VELCRO, y una simple PEGATINA.

HOMBRE LOCTITE o también conocido como LAPA (no es mi intención hacer publicidad de ninguna marca pero me encanta este nombre para definirlo jajajaja):

– Este tipo de hombre tiene una estrategia muy agobiadora. Salen a cazar y cuando fijan su vista en una presa no la sueltan, llegan a ser un poco babosos, porque en realidad no buscan una persona a quien amar sino a quien dominar, desde el momento que fijan su vista en una presa pasa a ser suya. Este tipo de hombre es desconfiado y celoso, a toda costa quiere cambiar los hábitos de su presa, su forma de vestir, de comportarse, tienen asumido que es “suya” y su frase preferida es “tú eres mía “, un objeto de su posesión. Poco a poco van a avanzando y cuando cogen carrerilla los tienes instalados en tu casa, bebiéndose tu vino y dando órdenes… mensajes de whasap a todas horas controlando cada uno de tus movimientos, llamadas en cualquier momento, no escuchan solo hablan ellos porque se sienten en posesión de la verdad que es la suya y aunque tu intentes dar tu opinión es como si hablases a una pared, tú le dices que quieres ir más despacio en la relación y ellos se instalan en tu casa… ni tiempo para depilarte las piernas a solas tienes para ti, porque se pasan las 24 horas pegados, invadiendo tu espacio personal, te dicen hasta como tienes que comportarte con tus amistades, como tienes que vestirte, que tienes que cambiar de tu persona, en fin creen que están jugando a vestir y desvestir a la Barbie, cuando en realidad la Barbie le pego una patada al Kent por baboso. Tus bienes materiales pasan a ser suyos y se pasa el día recalcándote que tuyo es suyo y lo suyo de él, mientras te hace el curriculum vitae pensando que suerte han tenido y que braguetazo han dado presumiendo con sus amigos… Una relación así llega a ser claustrofóbica, o acabas siendo sumisa o volviéndote loca por abrir una puerta por donde escapar. Luego dicen de las mujeres, hay hombres que tela… Señores que nadie pertenece a nadie, que si alguien está contigo no hace falta tanto agobio y control. Para mi este tipo de hombre está catalogado entre los más peligrosos y cuando alguno se me acerca salgo corriendo despavorida.

HOMBRE VELCRO:

Tengo debilidad por este tipo de hombres, solo se pegan en el momento que es necesario, y cuando ambos quieren. No te sientes cazada sino conquistada, primero se molestan en conocerte siendo tu amigo y poco a poco van avanzando teniendo en claro que eres una persona con sentimientos, que necesitas tu espacio y lo respetan, que confían en ti y si te mandan un whasap es para darte los buenos días, no para controlar cada movimiento que haces. Un hombre que te pregunta, que se molesta en saber qué piensas, que sientes y que te gusta, que comparte de una forma equitativa sin importarle si eres un chollo o no, que si quiere dejar el cepillo de dientes un día en tu casa te pide permiso, pero que es tan independiente como tú. Una persona que no te hace sentirte invadida, sino querida, que te echa de menos y te deja ser tú con tus amistades, con tu forma de vestir, de comportarte, porque cambiarte no le interesa. Son como el Velcro que se pega cuando es necesario y se despega cuando debe hacerlo… que ni tiene prisa ni te agobia, que si te tomas un café con alguien no te está llamando a cada rato a ver cuándo acabas y averiguando con quien… que sabe que tú eres una persona independiente que si estas con él es porque lo deseas en ese momento y su prioridad inmediata no es instalarse en tu casa sino conocerte a ti y respetarte a ti. Un hombre tan raro como escaso, pero si existe.

HOMBRE PEGATINA:

Resumiendo se puede decir que es polvo de una noche, que te conquista con palabras bonitas, intenta enamorarte hasta que te lleva a la cama, no importa el tiempo que tarde en conquistarte pueden pasarle semanas y meses su objetivo está claro que es echar un polvo, se pega por una noche o dos y pierde el interés al llegar el alba después de una noche de sexo salvaje. De estos mogollón!!! Y a mí me contaron de pequeña la fábula de el cuervo y el zorro, tanta lisonja para comerse el queso… vamos que este solo sirve para una fabulosa noche de sexo y una palmadita en el culo al día siguiente. Cuando salen de tu vida que es bien pronto ya están buscando la siguiente chica con la que empezar una nueva conquista.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s