Soy una cotilla

Desde mi ventana, contemplo otras ventanas, algunas tienen colores alegres en sus marcos, rojos de pasión, verdes de esperanza, azules tocando el cielo, amarillas como un sueño de verano…otras están apagadas con sus tonos grises llenos de melancolía, nostalgia , tristeza y dolor…sin embargo todas son hermosas, las de tonos grises por sus sentimientos tan profundos que hacen que al mirarlas se te desgarre el alma, los tonos pastel por su alegría contagiosa y el brillo que muestran las personas que se asoman en su alma…son como la vida, que unas veces te abraza cariñosa haciéndote sonreír y otras te da la espalda desamparándote dejándote sola con tu corazón.

 

Me gusta asomarme a esas ventanas, cada mañana desde hace tres meses me asomo tímidamente, al principio dejando mensajitos de animo, mensajitos cordiales, mensajitos de consuelo, mensajitos de amistad, y alguna risa que otra, acompañada de futuras citas con tinto de verano o una historia como las de Sherezade narrada por un Sultan …nunca pensé que encontraría un paisaje tan colorido lleno de fotos extrañas, tan humano que cada mañana me enganchase a asomarme para contemplar otras ventanas…que cercanas están, casi puedo tocarlas todas con mi mano.

 

Creo que me he convertido en cotilla, porque me encanta mirar desde mi ventana y doy las gracias a mis vecinos por haberme dejado colar a traves de las suyas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s