Pacto entre chicas. Cap. 13

Josefita ya empezaba a desesperarse, se sentía ahogada cada vez que veía a Vicente a la puerta de la casa o en cualquier esquina esperándola, estaba cansada de correr cuando en realidad lo que quería era acercarse al muchacho y hablar con el, después de pensarlo mucho decidió hablar con su hermana Petra y confesarle que le gustaba Vicente, no sabría como se lo tomaría su hermana mayor pero era necesario arriesgarse ya era hora de dejar de correr, por otra parte a las dos les vendrían bien hacer un pacto porque Petra estaba en la misma situación que ella tampoco podían verla a solas hablando con ningún chico sin que llegara a oídos de su padre o sus hermanos.

 

Esa tarde después del trabajo y de su última carrera huyendo de Vicente, en casa estaban solas las dos hermanas y Josefita empezó a tantear a su hermana:

 

– Petra a ti no te gusta ningún chico del pueblo?

– Sissspt- calla que te van a oír!!! Porque lo preguntas?– susurro Petra.

– Porque yo se que alguno te esta rondando aunque disimules.

– Pues si, hay varios que me gustan pero no se por cual decirme y además como tampoco puedo hablar con ellos, no tengo que decidirme por ninguno- contesto Petra.

– Y ese de Villa del Prado que viste en la feria? Si ese que te miraba tanto y tú volvías la cabeza a otro lado haciéndote la interesante…

– Va!!! No me hacia la interesante… viste sus calcetines eran rojos…a quien se le ocurre ponerse unos calcetines rojos con el traje de los domingos y los zapatos negros.- dijo Petra quitándole importancia.

– Que exigente eres Petra!!! A mi me pareció guapo- contesto Josefita sin perder de vista los gestos de su hermana.

– Bobadas, no me gusta!!!- Petra disimulaba por temor a que su hermana fuese con el chivatazo si demostraba interés por el chico.

– Mira Petra no te preocupes, me parece bien que te guste ese muchacho, como espero que te parezca bien que a mi me guste otro chico de aquí del pueblo- se arriesgo Josefita a confesar a su hermana.

– Si? Y quien es? Dímelo..- pregunto Petra.

– Vicente el de la Tía Evarista- contesto Josefita como si al confesarlo se hubiese quitado un peso de encima, pero con mucho temor aun por la reacción de su hermana.

– El de los pantalones pesqueros?- pregunto petra con los ojos que se le salían de las orbitas mirando a su hermana.

– Si…ese,

– Pero como te puede gustar ese, con esos pantalones?

– Pues ya ves me hace gracia…-contesto Josefita.

– Ya te veía yo a ti rara últimamente y deseando llegar a casa, que siempre te entretienes unos minutos y ahora vienes derechita. Que ocurre te ronda el Vicente?.

– Si, y estoy cansada de pegarme las carreras que me pego, por eso quiero proponerte algo- dijo Josefita.

– Venga suéltalo, que quieres?

– Quiero que me vengas a buscar todos los días al trabajo, de forma que si nos ven a las dos en compañía de Vicente, no me castiguen al no ir sola sino contigo y tampoco se piensen nada, así podré hablar algo con él. Y yo haría lo mismo por ti si te gusta ese muchacho de Villa del Prado o cualquier otro – de carrerilla le salieron las palabras a Josefita sin dejar de mirar a los ojos a su hermana.

– Josefita eso esta muy bien pensado, claro que sí, será nuestro secreto y nuestro pacto- dijo Petra tan contenta porque a ella le venía de perlas.

 

De esta forma se consolido un pacto entre ambas hermanas y poco después Marcela se unió a ellas porque la pobre solo tenia hermanos pero con la excusa de las amigas tampoco iba sola y estaba mejor visto que un chico hablase a tres chicas que a una sola en publico.

 

Petra aprovecho bien el pacto, porque le encantaba flirtear con todos los chicos aunque a todos le sacaba pegas, el que no tenía los calcetines rojos, tenía la corbata fea, fueron muchos los mozos guapos que se le acercaron pero ella los rechazaba a todos, hasta los que tenían posibles y estaban bien situados. Solo coqueteaba con ellos y no elegía a ninguno. Era caprichosa y guapa, tenía algo que le gustaba a todos, que era rubia natural todo lo contrario de su hermana Josefita, aunque durante el periodo del pacto tuvieron ambas hermanas algún encontronazo y estuvo a punto de romperse, que ya ira surgiendo a lo largo de la historia narrando a su debido tiempo.

 

Marcela si se echo noviete al poco tiempo, Avelino con el que hoy en día sigue felizmente casada.

 

Y Josefita y Vicente…

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s