Fin de la Niñez. Cap. 10

Cuando Josefita cumplió los 12 años se puso a trabajar en la casa de una de las familias más ricas del pueblo los Agüera, por aquel entonces se había convertido en una guapa jovencita, su pelo negro como el azabache media melena, nunca he conocido a nadie con el pelo tan negro, sus ojos a juego negros llenos de brillo destacaban sobre su blanca piel, Josefita era de fina figura alta para su edad y con cuerpo de adolescente, ya se veía despuntar la mujer que sería en unos años. Era una muchachita que llamaba la atención por lo bonita que era, y su padre no la dejaba salir sola a la calle ni a ella ni a ninguna de sus hermanas mayores, siempre tenia que ir acompañada por algún hermano o hermana, solo salía sola cuando iba a trabajar o algún recado que le mandaba la señora de la casa donde trabajaba, así que su vida estaba entre su casa y el trabajo, el día que se retrasaba un poco ya estaba su padre esperándola con cara de pocos amigos…, no solo el estar convirtiéndose en mujer la mantenía encerrada sino que si alguien la veía hablar con algún muchacho por la calle y llegaba a oídos de su padre en casa le esperaba una buena tanda de reprimendas y amenazas de su padre aflojándose el cinturón. Marcela y ella apenas se podían ver, solo en alguna ocasión que se visitaban o en feria y es que no era decente que dos chicas andarán por ahí a cualquier hora y solas, se les acabo la niñez sin darse cuenta.

Un día de feria en septiembre Vicente estaba con sus amigos en una de las casetas de la feria disparando con escopetas de perdigones a los palillos que estaban clavados en una tabla a un metro y medio de distancia del mostrador donde el estaba, mientras sus amigos le animaban, aunque no acertaba un solo disparo porque el cañón de la escopeta estaba un poco desviado para que el feriante se ganara algo, todas las escopetas de la caseta estaban ligeramente trucadas, pero los muchachos se lo pasaban bien tirando al blanco, alguna vez acertaban y podían llevarse un llavero como premio, que luego iban luciendo por la feria como si se tratase de una gran hazaña el tener buena puntería.

 

Vicente tenia casi 15 años, su pelo se había tornado a castaño claro de tantas horas trabajando en el campo bajo el sol, su tez morena y unos ojos verdes que derretían a todas las chicas, alto para su edad y con los pantalones pesqueros que había heredado de sus hermanos mayores, pero aun así guapo.

 

Ese día de feria por la mañana después de misa de 12, Josefita, Marcela y la hermana de mayor de Josefita que se llamaba Petra después de salir del oficio decidieron ir a la feria para tomar una gaseosa y comprarse una galleta de barquillo antes de irse a casa. A esas horas casi todos los del pueblo se daban un paseo por la feria y por la plaza, era domingo y la gente lucia sus trajes de domingo por el ferial, la banda de música tocaba subida en un kiosco de música que había en mitad de la plaza del pueblo, sonaban alegres pasodobles, la barquillera tenia el puesto justo al lado del quiosco de música y las chicas se arremolinaban alrededor para comprar el suyo. Contentas con su barquillo en la mano mientras lo comían caminaron hacia la feria para ver las barcas, la tómbola, las casetas y los coches de choque.

 

Al llegar a la feria se pararon frente a la caseta de tiro, en ese momento Vicente estaba intentando acertar a uno de los palillos pero herró el tiro no se llevaría ningún llavero, entonces Marcela riéndose y graciosilla le dijo:

 

– Si es que no se puede ser más torpe!!! Jajajaja

Vicente se dio la vuelta en ese momento un poco molesto por la risa burlona de Marcela y vio a las tres muchachas, iba a contestar cualquier burrada pero al ver a Josefita se callo sin saber que decir…

 

En ese momento el hermano de Josefita que estaba por allí se acerco a las muchachas,

– Venga pa´casa, que ya es tarde!!

Las chicas accedieron no sin protestar antes, porque apenas les había dado tiempo a nada desde que salieron de misa, Josefita miró a Vicente como despidiéndose sin decir nada y se fue junto a las chicas detrás de su hermano.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s