Abriendome el pecho II

Después de aquella noche, mi marido me daba un infinito asco, tanto fue así que yo dormía en otra habitación con mi niño, ya me daba igual que no llegase en una noche o en tres, ya me daba igual todo, lo único que yo quería es que no me tocase nunca más, me daba miedo separarme y empecé a aguantar…

 

Estuvo dos meses aproximadamente dejándome en paz, éramos dos extraños compartiendo techo, el hacia lo que le daba la gana y mientras me dejase tranquila estaba calladita… pero una noche llego borracho, me pillo en el salón viendo la tele porque era demasiado pronto y no le esperaba tan pronto, al principio se sentó junto a mi sin decir nada pero estaba demasiado cariñoso, en cuanto intento acercarse a mi le pare los pies, diciéndole que me dejara en paz, no podía soportar la idea de que me tocase me daba demasiado asco… entonces se enfado conmigo y me forzó, quisiera o no quisiera el tenia que salirse con la suya, y como te enfrentas a un tío enorme con dos metros de altura con el cuerpo de un armario, yo soy una mujer grande pero no tanto…me sentí humillada, mal muy mal, (perdonar pero en este recuerdo no entrare en detalles ni lo narrare a fondo, no puedo hacerlo) y cada vez que abría la boca para protestar me callaba insultándome de la peor manera… palabras como estas tuve que aguantar:

 

– Si me voy con otras es porque tú no me das lo que quiero.!! Eres como una piedra ni sientes ni padeces…( le dio por decir que soy frígida pero no solo en esa ocasión sino que se lo contaba a sus amigos e incluso a sus padres)

– No vales para nada, mírate das asco!!

– Eres una guarra…

 

 

Cuando termino y se quedó dormido, cogi a mi niño que estaba durmiendo y me fui con lo puesto a comisaría, quise poner una denuncia por violación y muy amables los policías que me atendieron me dijeron que no podía denunciar a mi marido por violación que regresara a casa… para mi había sido eso, pero por lo visto no tenia derecho a decirle que NO a mi marido en aquella época, así que lo he hice fue interponer mi primera demanda de separación que mientras la ponía me dijeron que tenia que regresar a casa porque podía el denunciarme por abandono de hogar… así que regrese a casa sin decirle que había interpuesto una demanda de separación, solicitando abogado de oficio y procurador… tardo aproximadamente 2 semanas en enterarse y que le llegara la notificación…

 

En esa noche pasaron muchas cosas , me pegó ladillas que yo en mi vida había tenido una cosa de esas y dos días después me moría de picores sin saber que me ocurría… y me quede embarazada de nuevo…podéis imaginar cuanto asco llegue a acumular hacia esta persona…

 

 

Cuando le llego la notificación de los juzgados, el no se lo esperaba y le pillo todo por sorpresa, la puso delante de mi y me pregunto que si eso era cierto, a lo que le conteste que estaba totalmente segura… se fue a casa de sus padres a darles la feliz noticia y mis suegro vinieron a casa enseguida a hablar conmigo…

 

– Mira que tienes un niño muy pequeño… que sois muy jóvenes, que estas cosas pasan…(decía mi suegra)…

– Eva, es que tu no sabes como atender a tu marido… tienes que portarte mejor con el etc. etc.… (mi suegro era un crack de los de antiguamente que pensaba que una mujer se tenía que abrir de piernas siempre y cuando su marido tuviese ganas, que por eso un hombre buscaba fuera de casa lo que no tenia en casa) llegando incluso a decirme lo de mi frigidez…

 

Yo a todo esto, aguantando y tragando, deseando que salieran por la puerta, con la única respuesta que tenía en esos momentos… QUIERO SEPARARME…

 

Por aquel entonces, solicitabas la separación y tardaba todo mucho, lo primero que te daban antes del juicio eran las medidas provisionales que tardaron aproximadamente 1 mes, el suficiente para saber con certeza que estaba de nuevo embarazada, pensé en callarme y no decir nada, pensé incluso en abortar en silencio, pero no pude hacerlo porque miraba a mi hijo y le quería tanto que me fue imposible quitarme a su hermano de mis entrañas, desde el momento en que se me paso por la cabeza la idea de abortar creo que me horrorice y empecé a quererle muchísimo a esa criatura que no tenia la culpa de nada…decidí casi en el acto seguir adelante con el…

 

Mi marido se entero, no es que le gustase mucho la noticia, pero vio la oportunidad para que yo desistiera en separarme de el, llegó incluso a arrodillarse delante de mi llorando y pidiéndome perdón (lagrimas de cocodrilo)… yo acabe retirando la demanda y dejándole claro que si me quedaba a su lado eran por los niños, que a mi nunca más me tocase ni pusiera una mano encima… y fue lo único que cumplió durante dos años más… porque hubo mucho más al nacer mi pequeño, que contaré más adelante…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s