SECRETOS

Secretos, la misma palabra esconde algo, una palabra que cierra corazones, una palabra que despierta al misterio, algo que callamos guardando con celo… algo que nos oprime el pecho. Yo nunca tuve secretos, siempre he sido un libro abierto en el que tan solo la mitad de sus paginas están escritas sin guardar ningún secreto, la otra mitad están en blanco y no las llenare con secretos, porque quiero que mi libro se lea sin tener ese haló de misterio, con el corazón en la mano y la palabra hecha verso… con mi conciencia tranquila y una sonrisa releyendo el recuerdo.
Si cuentas un secreto, deja de serlo, desde el momento que tu corazón se abre y se escapa vagando por el universo, un secreto plomizo que al soltar lastre te hace andar ligero porque liberas el alma de la opresión que te causa tu secreto.
Yo no quiero tener secretos, quiero caminar ligera por la vida, quiero que mis pies no rozen el suelo y volar de flor en flor, sin que me pesen los secretos, como la ligera mariposa que vuela alegre entre las flores que ignora lo que es un secreto.
Un secreto te ata, te hace esclavo, aprisiona tu corazón, lo llena de cadenas y vende a tu razón, surge la desconfianza, surge esa desazón que por las noches nos desvela y nos pide con gritos de angustia y terror… que abramos la caja de Pandora y dejemos volar ese secreto que oprime nuestro maltrecho corazón.
En la vida ligera, voy andando yo… no necesito cadenas ni secretos que hagan de plomo mi corazón.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s