EL MURO…

Hartura, cansancio y desgana!!,

hablar a un muro que no quiere oír,
decirle a un muro palabras,
cuando el muro solo escucha el eco de su propia voz…

Es luchar contra los molinos de viento,
que ya no son gigantes…
son molinos jugando con el viento.

Un muro que juega con palabras,
un muro que se crea un nuevo mundo imaginario,
un muro que no es consciente de que es un muro…
un muro que solo oye lo que quiere oír,
un muro que pone palabras en tu boca,
que solo el quiere oír.

Ladrillo, piedra y hormigón,
corazón de cemento,
apisonadora que todo lo aplasta…

Un pobre y triste muro,
que levanto ante sus ojos una enorme valla,
donde los pájaros mueren,
clavados en un alambre de espino,
así los atrapa!!
y no los suelta hasta que se apodera de su alma!!
colecciones de pájaros muertos,
a los pies de este muro,
colecciones de sueños rotos,
de un muro que no le basto con ser muro,
tuvó que poner una valla,
del más cruel espino de acero,
para clavartela en el alma.

Colecciones de mariposas disecadas,
clavadas en sus paredes,
con una estaca en sus alas,
estacas que son mentiras de una amistad disecada,
perdones que son olvidos al segundo de pronunciarse,
olvidos de los amores que ya no nacen sino están muertos.

Un muro que impide entrar el amor,
asfixiándolo y retorciendo su cuello,
hasta que deja de existir,
convirtiéndose en pánico al verlo.

La flor del amor no crece en el cemento,
y el se empeña en plantarla,
sembrando grava en ese cemento,
que no tiernas semillas…
sino rencor y lamentos,
disfrazados de perdones,
y varios golpes de pecho…!!!

Un muro que todo lo sabe,
pobre muro que no sabe nada!!,
porque en su locura se sumerge,
tapando todas sus faltas…!!!

Y en el fondo siento pena,
por este muro gris,
y todo lo que le rodea tan gris…
como el hombre gris que habita en el.

Y este es un poema triste,
no es ningún lamento…
tan solo es decir “Basta”!!!
al muro y sus lamentos…
que deje los pájaros volar,
que las mariposas no puede atrapar,
ellas eligen donde posarse,
y se dejan llevar por el viento,
ese que no deja pasar el muro,
y que llena de lamentos huecos…
sembrando mentiras y ahogando los sueños,
convirtiendo en pesadilla,
aquello que un día fue sueño.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s